Notas

¿ Por qué Ecuador es un país megadiverso ?

orquidea2

Debido a una múltiple combinación entre ubicación geográfica y geopolítica, características geológicas y topográficas, climáticas, de precipitación y temperatura, factores biológicos y evolutivos, nuestro país se ha configurado como el escenario perfecto para la concentración de la vida expresándose en una altísima diversidad biológica conocida también como megadiversidad. "Los diecisiete países de mayor diversidad ocupan menos del 10% de la superficie del planeta pero albergan siete de cada diez especies reconocidas. El Ecuador forma parte de esta lista" (Burneo, 2009).

Ecuador está ubicado en el cinturón tropical del planeta, sobre la línea equinoccial, con territorios ubicados tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur por lo que recibe alta insolación y luminosidad, lo que le da doce horas de luz diaria durante todo el año.

Debido a la intensa actividad tectónica y volcánica, la Cordillera de los Andes atraviesa nuestro país fraccionada en dos ramales, el Occidental y el Oriental. En la mitad de las dos cordilleras está el Callejón Interandino. Esto da lugar a que en Ecuador tengamos territorio desde los 0 hasta los casi 6.300 metros sobre el nivel del mar. Geográficamente nuestro país se divide en cuatro regiones naturales, cada una con múltiples pisos altitudinales, zonas de vida y barreras geográficas: "las planicies occidentales o Región Costa; en el centro la zona alto andina o Región Sierra; la Región Amazónica al oriente; y el Archipiélago Galápagos o Región Insular a 1.000 km del continente en el océano Pacífico" (Ministerio del Ambiente del Ecuador, 2010). La región amazónica ecuatoriana tiene dos partes conocidas como la "Alta Amazonía" y la "Llanura amazónica".

Ecuador recibe además la influencia de las corrientes marinas fría de Humbolt al sur del país y cálida del Niño al norte, así como de los vientos alisios que combinados generan "una gran variedad de regímenes climáticos" (Jørgensen & Neill, 1995-2013) que marcan la pluviosidad e influyen en la precipitación.

Todos estos factores, juntos y combinados, dan como resultado diversas clases de vegetación y ecosistemas en el Ecuador, a los cuales la flora y fauna se adaptaron por "miles de generaciones" (Burneo, 2009) y especializaron, dando lugar a la especiación, endemismo y concentración actual de especies animales y vegetales.